Dentro de cada botella de Jameson Irish Whiskey hay mucho oficio, trabajo y dedicación por parte de toneleros, mezcladores, destiladores, etc. Y es curioso, pero cuando hacés algo con arte y entusiasmo se cruzan los caminos con otras personas apasionadas.