Sine Metu, una cerveza artesanal que tiene madera de whiskey.

Fiel a su icónico lema, Jameson Irish Whiskey ha permanecido sin miedo a nada desde que John Jameson se puso manos a la obra en 1780. Por eso, no le han temblado los alambiques al adentrarse una vez más en el mundo de la cerveza. Después del éxito de Jameson Caskmates —un exquisito whiskey envejecido en barriles de craft beer—, se atreve con justo lo contrario. Sine Metu, una cerveza artesanal que termina su proceso de elaboración en las barricas de nuestro querido blended irlandés.

Jameson consigue sacar adelante esta nueva apuesta gracias a su colaboración estelar con La Quince y Guineu, dos fabricantes de cerveza original y artesana con gran prestigio y experiencia en el sector. La cerveza es una Irish Extra Stout Whiskey Barrel Aged, que completa su sabor tras tres meses en contacto con la madera de roble de Kentucky, donde envejece Jameson Original. Y para qué negarlo, está deliciosa. Jameson vuelve a demostrar que cerveza y whiskey se llevan muy bien, y son mucho más que compañeros de bodega.

Sine Metu nace como una edición limitada, por ello su producción contará solo con 2980 botellines verdes de 33 centilitros. En la etiqueta, whiskey y cerveza se funden en un diseño donde conviven un zorro, que representa el lema familiar de Jameson, y un búho, emblema inconfundible de La Quince. Nuestro querido Alex de Lucas fue de invitado a la destileria de Cork para contestar a vuestras preguntas Sine Metu.

Al probarla, notarás la densidad y el cuerpo que caracterizan a este tipo de cervezas; el sutil amargor del lúpulo Chinook y las notas dulces a café, cacao y vainilla de sus nueve variedades de malta.

Te gustará, porque es cerveza. Te encantará, porque es Jameson. Y te sorprenderá. ¿Por qué? Por su sabor.

NUESTRA HISTORIA DE PRODUCCIÓN

Jameson Irish Whiskey

Como puedes imaginar, la producción de un whiskey irlandés mezclado que se ha disfrutado durante más de dos años implica mucho trabajo. Pero no te preocupes, ya que hemos destilado más de 200 años de valentía, artesanía y una apreciación colectiva de su sabor en un único producto. Aquí está el secreto que se esconde tras nuestra suavidad característica: nuestro proceso y nuestra gente.